Aunque hasta ahora los reflectores se han enfocado más en las historias de rescate y los daños ocasionados en la Ciudad de México por el sismo de 7.1 grados Richter del pasado 19 de septiembre, la emergencia abarca un territorio considerablemente mayor, alrededor del 13 por ciento del total del país.

Hasta ayer, al menos 323 municipios o demarcaciones locales reportaban declaratoria de emergencia extraordinaria tras los sismos del 7 y 19 de septiembre.

De acuerdo con datos del gobierno federal, el mayor número de municipios que sufrieron daños por el sismo de magnitud 8.2 con epicentro en Pijijiapan, 118 pertenecen a Chiapas, y 40 más Oaxaca.

Y el sismo de magnitud 7.1 del pasado 19 de septiembre impactó en 111 municipios de Puebla, 33 de Morelos y cinco de Guerrero, así como las 16 delegaciones de la Ciudad de México.

La declaratoria de emergencia permite a las entidades acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), que para este año cuenta con 9,000 millones de pesos.

En una primera etapa, el Fondo garantiza las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de los habitantes afectados.

Posteriormente, en conjunto con otras bolsas, los recursos son utilizados para las labores de reconstrucción en las zonas con declaratoria de emergencia.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación alertó a la ciudadanía que no deben entregar a ninguna persona documentación ni datos personales para acceder al Fonden, ya que los particulares no pueden gestionar trámites directos para el fondo.

Hasta el cierre de edición, la cifra de personas fallecidas por el sismo del 19 de septiembre ascendía a 295 en seis estados: 157 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca, de acuerdo con la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Del sismo del 7 de septiembre se reportaron 100 en tres estados: 78 en Oaxaca, 18 en Chiapas y 4 en Tabasco.

...Y 'grilla' obstruye ayuda

Los partidos entraron en rebatinga pública sobre cuánto dinero quieren aportar para damnificados de los sismos, pero a 72 horas de la última tragedia no han dado un paso concreto.

El PRI propone que se lo quiten de las prerrogativas de 2017; el Frente Ciudadano conformado por el PAN, PRD y MC pide procesar una ley que elimine el financiamiento público y se otorgue a damnificados, lo que demoraría la decisión.

Y Morena planteó entregar el 50 por ciento de su financiamiento de 2018 para darlo a través de un fideicomiso, lo que no sería inmediato."El PAN y Morena sólo quieren aportar del gasto de campaña y nosotros hablamos del 25 por ciento de todo, del total del financiamiento' señala el PRI.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Vía elsiglodetorreon | Ver post original