No es para nada raro que Rusia nos entregue cosas realmente increíbles, por eso quizás no es raro leer que en ese mismo país vieron a un oso manejar junto a un hombre en una moto en la calle. La persona que lo graba iba manejando cuando vio al oso, quien iba como cualquier otro humano camino a ¿su casa? ¿a trabajar?. No lo sabemos.

Y no es todo, de repente el oso comienza a tocar una vuvuzela.

“Bear in Russian traffic” ya tiene sobre 100 mil visitas, y varias personas han señalado que el oso se ve muy dócil. Si está así de tranquilo sentado en medio del tráfico y tocando vuvuzelas, es muy probable que esté domesticado.

Ciertamente no pensaríamos en acercarnos a un oso sin pensar que nos matará.

Si bien es divertido, recordemos que está mal que un oso no esté en su habitat natural.

Vía upsocl | Ver post original