A veces se necesita un cambio drástico para encausar nuestra vida, para renacer, y ese cambio no siempre es interior, a veces la metamorfosis empieza en lo más superficial de nosotros.


La piel humana, además de ser el órgano más grande del cuerpo, cuenta con tres capas y está repleta de terminaciones nerviosas que nos hacen sensibles al calor, al frío, al dolor... y al placer. A través de ella somos capaces de percibir todo tipo de estímulos. No obstante, si no es suficiente, siempre existe la opción de reinventarnos; algo así como las mariposas al salir del capullo.



Puesto que no somos mariposas y no podemos agitar las alas para mudar de apariencia, de piel, y dar la bienvenida al cambio, una de las opciones es la tinta y una mano experta. Estos tatuajes te harán ver que la renovación, cuando empieza por el exterior, está a merced de tu propio estilo.



-

Cuando lo que buscas son patrones que evidencien tu complejidad...






-

Cuando las aguas que navegan en ti te llevan a transformarte...





-

Cuando tu espíritu libre te exige salir...





-

Cuando este mundo no es suficiente y debes cambiar de planeta...






-

Cuando tu lado oscuro reclama la otra parte de ti...





-

No importa cómo o por qué, si debes cambiar, ¡hazlo! Reinvéntate y muda de piel.


**

Si quieres más ideas sobre tatuajes checa estos para revelar tu alma de bruja... Si eres una chica delicada, éstos te encantarán.

Vía culturacolectiva | Ver post original