Los líderes de Francia e Israel sostuvieron un enfrentamiento verbal el domingo por la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital israelí, una medida que desató nuevos actos de violencia en la región.

En Jerusalén, un palestino apuñaló a un guardia de seguridad israelí, causándole heridas graves en el primer ataque en la inestable ciudad desde el pronunciamiento del miércoles por parte del presidente Donald Trump.

En Beirut, cientos de manifestantes libaneses y palestinos se enfrentaron con las fuerzas de seguridad a las afueras de la embajada estadounidense, que está fuertemente resguardada. Además, ministros del Exterior árabes, durante un encuentro en El Cairo, exigieron que Estados Unidos rescindiera la decisión.

La declaratoria contradice la política que Estados Unidos ha mantenido durante décadas, así como un añejo consenso internacional, de que el destino de Jerusalén debe negociarse. Israelíes y palestinos afirman que el sector este de la ciudad es el núcleo emocional de su conflicto, por lo que el anuncio de Trump crea la percepción de que Estados Unidos está del lado de Israel, lo que ha atraído fuertes críticas a nivel internacional.

Durante un encuentro en París con el primer ministro de Israel, el presidente Emmanuel Macron condenó los recientes actos de violencia en contra de los israelíes. Pero también expresó su "desapruebo" a la decisión de Trump, a la que llamó "peligrosa para la paz".

"No parece satisfacer, a corto plazo, a las causas de la seguridad de Israel ni a los israelíes mismos", dijo Macron.

Llamó a Israel a suspender la construcción de asentamientos en territorios ocupados y pidió nuevas medidas para generar confianza con los palestinos.

El premier israelí Benjamin Netanyahu, quien dijo que la decisión de Trump fue "histórica", señaló que Israel ha mantenido la capital en la ciudad durante 70 años y que la relación judía con Jerusalén data de hace 3 mil años.

"París es la capital de Francia, Jerusalén es la capital de Israel", declaró. "Nosotros respetamos su historia y sus decisiones. Y sabemos que, como amigos, ustedes respetan las nuestras".

"Creo que mientras más pronto los palestinos acepten esta realidad, podremos avanzar más rápido hacia la paz", añadió.

El intercambio entre los dos aliados es un preámbulo de lo que podría ser un tenso encuentro hoy en Bruselas entre Netanyahu y los ministros del Exterior de la Unión Europea. Se prevé que el tema de Jerusalén y el agonizante proceso de paz sean asuntos prioritarios en la agenda.

 LLAMAN A PALESTINOS A SEGUIR CON LA INTIFADA

Las Brigadas de Ezedin al Qassam, brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), llamó hoy a los palestinos a resistir y oponerse a la ocupación israelí, así como a seguir con la intifada, tras la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

"El enemigo pagará cara su agresión, traición y criminalidad contra nuestra gente", dijo el grupo armado en un escueto comunicado en el que advirtió que durante los próximos días se demostrará "la determinación de la resistencia armada".

Tras la decisión del presidente estadunidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital israelí, el líder de Hamás, Ismail Haniye, exhortó a la población palestina a empezar una "tercera intifada" y a liberar la Franja de Gaza.

Además, pidió a los grupos palestinos superar sus diferencias y unirse en beneficio de Jerusalén.

El brazo armado de Hamás también prometió venganza en los próximos días por los ataques israelíes lanzados el fin de semana contra puestos militares de las Brigadas de Ezedin al Qassam en la Franja de Gaza, en el que dos de sus combatientes murieron y otros 25 resultaron heridos.

Tras las fuertes protestas del viernes declarado por los militantes palestinos como "día de ira" y los ataques aéreos israelíes efectuados el sábado antes del amanecer en respuesta al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, las protestas palestinas en Gaza y Cisjordania fueron menos intensas este domingo.

Efe

Casa Blanca lamenta rechazo a Pence

La Casa Blanca consideró "desafortunado" que el presidente palestino, Mahmud Abás, haya decidido no reunirse este mes con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en respuesta a la decisión de EU de reconocer a Jerusalén como la capital israelí.

"Es desafortunado que la autoridad palestina esté de nuevo alejándose de la oportunidad de debatir sobre el futuro de la región, pero el Gobierno se mantiene firme en sus esfuerzos por conseguir la paz entre israelíes y palestinos", aseguró Alyssa Farah, portavoz de Pence.

Pence tiene previsto viajar a Oriente Medio este mes con el objetivo de "reafirmar" el compromiso de EU en trabajar con otros países de la región para "vencer al radicalismo que amenaza las esperanzas y los sueños de futuras generaciones", según indicó Farah en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

El viaje de Pence a Israel y Egipto se produje justo después de que esta semana el presidente de EU, Donald Trump, reconociera a Jerusalén como capital de Israel y ordenara trasladar allí la embajada estadounidense en el país, que actualmente se encuentra en Tel Aviv.

La decisión ha comprometido el papel de Washington como mediador de paz y ha disparado la tensión en la región con decenas de protestas en países árabes y hasta una declaración de condena de los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe, que pidieron a Trump que se retracte de su decisión.

En reacción a la decisión de Estados Unidos, Abás anunció esta semana que no se reunirá con Pence.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Vía elsiglodetorreon | Ver post original